235142346

PARTIDO EN EL OLÍMPICO

Rampla Juniors encontró el funcionamiento de su equipo y sumó otros seis puntos para la tabla del descenso a los que logró el fin de semana pasado ante Rentistas. La base es la solidaridad de cada integrante del equipo y la entrega muy ajustada a la táctica que indica Marcelo Saralegui, pero al momento de tener la pelota también importa la buena combinación de las cualidades del muy completo volante lateral y a veces punta Gustavo Aprile, la velocidad, inteligencia, habilidad y exigencia en la presión alta de Paul Dezeruvs, el potencial ofensivo y la marca de Gonzalo Malán, no dando ninguna pelota por perdida, los pases y la pausa de Gonzalo Vega, que tampoco omite marcar, la cautela de los laterales César Vargas y Maximiliano Montero, que a la firmeza suman salida con bastante prolijidad, la disciplina táctica de Diego Galo y el sábado ante Fénix un gran partido de Marcel Román, quitando y habilitando, con muy buena técnica en ambas funciones.

 

Ese orden para atacar lo utilizó Rampla preferente de contragolpe durante casi todo el partido, porque Fénix, desde el principio, intentó atacar con muchos hombres y logró, a través de la precisión de Martín Ligüera, tener la pelota más que Rampla. Entonces fue la zaga local la que tuvo que hacerse protagonista del equipo picapiedra, con una gran actuación de Bernardo Long en el arco y efectividad de la zaga de Pablo Pereira, Emiliano García, los volantes que bajaban a defender su área, los puntas que también marcaban.

Fénix por su parte tuvo tres o cuatro chances de gol en el primer tiempo, incluyendo un cabezazo en la intersección de dos caños del arco defendido por Long y varias pelotas que picaron en el área de Rampla sin que los ágiles albivioletas pudieran impulsarlas hacia la red.

Estaba atacando Fénix, sobre la media hora del primer tiempo, cuando un contragolpe perfecto del local culminó en la apertura del marcador por parte de Aprile. Éste recibió la pelota en media cancha, combinó con Gonzalo Vega, éste con Dezeruvz y la pelota llegó limpia para que Aprile definiera.

Fénix siguió atacando y metió a Rampla en su cancha en el segundo tiempo, pero el picapiedra tuvo también varias chances de gol de contragolpe.

En el minuto 85, Ignacio Pallas, definió dentro del área del local y su tiro dio en el horizontal, luego picó en la línea del gol y finalmente lo atajó Long.

Intenso y sobresaltado final, de un muy reñido partido que terminó con tanteador ajustado.

RAMPLA JUNIORS 1:0 FÉNIX

Cancha: Estadio Olímpico. Jueces: Christian Ferreyra, Carlos Changala y Javier Castro.

RAMPLA JUNIORS: Bernardo Long, César Vargas (86′ Diego  Barboza), Pablo Pereira, Emiliano García, Maximiliano Montero, Gonzalo Vega (74′ Maximiliano Arias), Marcel Román, Diego Galo (81′ Bruno Barreto), Gustavo Aprile, Paul Dzeruvs y Gonzalo Malán.Director técnico: Marcelo Saralegui.

FENIX: Luis Mejía, Juan Alvez, Fabricio Silva, Ignacio Pallas, Leonardo Zazpe, Andrés Schettino (67′ Franco Acosta), Raúl Ferro, Diego Blanco (46′ Jorge Zambrana), Martín Ligüera, Cecilio Waterman (67′ Aníbal Hernández) y Lucas Cavallini. Director técnico: Gustavo Bueno.

GOL: 30′ Gustavo Aprile (RJ).

Tarjeta Roja: 84′ Pablo Pereira (RJ).

Tarjetas amarillas: 50′ Raúl Ferro (F), 53′ Emiliano García (RJ).

 

 

Con el corazón en la boca

Con gol de Gustavo Aprile en gran contragolpe, Rampla Juniors venció 1 a 0 a Fénix. El equipo que dirige Marcelo Saralegui sumó seis puntos pensando en la tabla del descenso.

8645465

Rampla Juniors disfruta el doble que la mayoría de los equipos cada triunfo. Esos seis puntos que suben a la tabla del descenso cada vez que gana son de oro viniendo de Segunda. Y los de ayer, más. Porque fueron puntos sufridos. Porque dos veces fue salvado por el travesaño y una de esas ocasiones fue en el último minuto y con pique de la pelota a centímetros de la línea después. Y porque esa misma jugada empezó con una falta clarísima a su favor que el árbitro pasó por alto dejando con los pelos de punta al local.

Rampla Juniors ganó nomás; 1 a 0 a Fénix. Fue a las corridas, podría decirse. Un gol de Gustavo Aprile, que inició y terminó un contragolpe a los 29, fue suficiente. Aunque luego, en el segundo tiempo y con la misma fórmula, pudieron llegar más; solo que Mejía se quedó con tres mano a mano y entonces hubo que seguir sufriendo hasta el final.

Con más ímpetu que ideas (y con algunas faltas cobradas a su favor que crisparon los nervios locales, adentro y afuera de la cancha), Fénix se tiró arriba con el paso de los minutos y Rampla se recostó peligrosamente atrás, confiando en que Román seguiría yendo y viniendo de un lado a otro hasta el final (como lo hizo), cortando juego rival e iniciando peligrosos ataques; y confiando en que a Dzeruvs alguna pelota le iba a quedar (como le quedó en un mano a mano que ganó Mejía).

Aguantando el temporal, incluso jugando con diez hombres los minutos finales, Rampla se quedó con un triunfo que festejó el doble. Dos victorias al hilo lo acercaron a ese pelotón que sudará sangre en la parte de abajo de la tabla del descenso; ese pelotón al que no quiere acercarse, de arriba hacia abajo, Fénix.

 

SIGUE MULTIPLICANDO

5168465

 

En el marco de la décima fecha del Apertura se jugó en el Estadio Olímpico entre Rampla Juniors y Fénix, con victoria Picapiedra por 1 a 0 con gol de Gustavo Aprile en la primera parte del partido.
Estefanía Testas @EstefaTestas

Los primeros 15 minutos de la primera parte poco se vio, llegaron tan solo una vez cada uno para la visita en primera instancia por parte de la visita en los pies de Raúl Ferro y de Diego Galo para los locales desde afuera del área ambos intentos.
Pero llegando a los 30 minutos de juego se vio la mayor virtud de los rojiverdes, cuando en un Marcel Roman salva la pelota en el medio de la cancha para cruzar a Gonzalo Malan dejandola pasar para Aprile quien entraba solo por atrás pero no llegó.

Minutos después nuevamente Aprile en la jugada, recibió el balón pasando la media cancha se la da a Vega quien intenta una pared con Paul Dezeruz pero éste vio muy bien para a y la Gustavo y se la sirvió exquisitamente para abrir el marcador.

De ahí en más el partido fue más vertiginoso para las dos partes pero sin efectividad.
Para Fénix en la primera parte la más clara fue un cabezazo de Diego Blanco que dio en el vértice derecho del arco de Bernardo Long quien no tenía nada para hacer pero no entro.

Rampla se quedó con 10 jugadores dada la expulsión de Pablo Pereira, quien le dio un claro codazo frente al línea Javier Castro sin dejar dudas ni lugar a protestas.

Sobre el final del partido Ignacio Pallas, definió en el área chica pero pegó en el horizontal, en el rebote la cabecea Cavallini o al menos lo intenta porque la reacción de Long fue veloz se quedó con el balón.

lucas-cavallini

HABLAN DE FENIX DE ESTA FORMA…

FÉNIX RESURGIÓ EN CAPURRO, 2:1 A WANDERERS

El albivioleta le ganó 2:1 a Wanderers en Capurro. Goles de Lucas Cavallini de cabeza y golazo de Martín Ligüera de tiro libre. El riverense Yuri Galli acortó la diferencia para el “bohemio”.

 

Asomó el sol en Capurro.  Fénix volvió a la sonrisa en su victoria 2:1 a Wanderers con soltura en el juego e incertidumbre en los minutos finales. El talento de Martín Ligüera impulsó al albivioleta a la alegría desde los pases perfectos, tacos en el repertorio y el golazo de tiro libre.

El equipo de Gustavo Bueno se sobrepuso a las ausencias de suspendidos, juveniles en la Sub 20 (Boné, Acosta) y ganó con argumentos. Fue superior a Wanderers en el mayor recorrido del partido.

Los minutos del riverense Yuri Galli insinuaron la reacción del bohemio. Desde el gol en el centro de la izquierda y un tiro potente que atajó el arquero Tabárez. El equipo no se sintió cómodo en el juego. No logró elaborar el sello del pase de primera y los espacios.

El tiro libre de Ligüera en el horizontal a los 2’ abrió la presión y ambición de Fénix. Ambición, velocidad con Blanco y Waterman, grito de gol de Cavallini, Centro en tiro de esquina de Ligüera y de cabeza, también con el hombro, Cavallini superó el manotazo de Cristóforo.

Todo en casa, ventaja y dominio. Blanco se perdió el segundo en el área. Wanderers llegó en una jugada que elaboró Silva en la derecha y el cabezazo de Gularte terminó en las manos de Tabárez.

EL TALENTO DE LIGÜERA

Ligüera manejó la pelota con categoría y recursos técnicos en el repertorio. Pase de primera y generación frecuente.

Arias cambió en el entretiempo con Albarracin. Se jugó a la reacción. La ofensiva se redujo a la inspiración individual. No hubo sintonía colectiva. A veces Riolfo, en otras Gastón Rodríguez, sin sociedad para llegar y generar huecos.

Fénix marcó la diferencia en el golazo de Ligüera. Colosal tiro libre arriba contra el palo derecho de Cristóforo.

Yuri Galli y Kevin Ramírez a la cancha, dos goles abajo. El contragolpe de Waterman encendió la señal de alerta.

La decisión de Galli llevó a Wanderers al ataque. En el centro desde la izquierda encontró el gol que acortó la distancia, 2:1. El sueño se agrandó en el remate del volante que pasó muy cerca del palo izquierdo.

Cavallini también dejó pasar oportunidades de convertir. Blanco asistió al atacante y resolvió sin precisión. Fénix soltó el grito de triunfo y resurgió en Capurro.

FÉNIX 2:1 WANDERERS

Cancha: Parque Capurro. Jueces: Martín Vázquez, Carlos Pastorino y César Sebastiani.

FÉNIX: Michel Tabárez, Juan Alvez, Fabricio Silva, Ignacio Pallas, Leonardo Zazpe (69’ Angelo Gabrielli), Diego  Blanco, Andrés Schettino, Raúl Ferro (68’ Agustín Olivera), Martín Ligüera (80’ Aníbal Hernández), Cecilo Waterman y Lucas Cavallini. Director técnico: Gustavo Bueno. Suplentes:Erick Acevedo, Jorge Zambrana, Davies Banchero y Alejandro Siles.

WANDERERS: Federico Cristóforo,  Alex Silva, Gastón Bueno, Emiliano Díaz, Maximiliano Olivera, Nicolás Freitas, Leandro Paiva (63’ Yuri Galli), Adrián Colombino (46’ Nicolás Albarracin), Diego Riolfo (73’ Kevin Ramírez), Gastón Rodríguez y Sebastián Gularte. Director técnico: Alfredo Arias.Suplentes: Pablo Silveira, Paulo Lima, Martín Rivas y Franco Gentile

GOLES: 8′ Lucas Cavallini (F), 61′ Martín Liguera (F), 79′ Yuri Galli (W).

Tarjetas amarillas: 18’ Gastón Rodríguez (W), 22’ Leandro Zazpe (F), 29’ Diego Riolfo (W), 30’ Cecilio

Fuente: Tenfield

 

 

Ligüera dio clase

Los del Capurro se llevaron una merecida victoria por 2-1 frente a Wanderers. Anotaron Cavallini y Ligüera y Fénix apenas sufrió tras el descuento de Galli en el tramo final.

 

festejo-fenix

 

Ni bien terminó el primer tiempo, mientras por los altavoces del Parque Capurro se escuchaba una publicidad que invitaba a “después del partido encontrarnos en el bar Mingo”, un hincha de Fénix le comentó a otro antes de cebarle un mate: “A este ritmo hay que ver si Ligüera aguanta…”

La reflexión era la justa, respecto a lo que había pasado en los 45’ iniciales y a lo que podía pasar en la segunda etata, y lo fue también para lo que terminó pasando.

Es que la gestión de Martín Ligüera, que todavía no está al 100% de sus posibilidades físicas porque viene de un desgarro que lo tuvo inactivo por un lapso respetable, algo que se le nota en los movimientos y hasta en la estampa, resultó gravitante -y más aún, determinante- para que Fénix le ganara a Wanderers con más comodidad, o amplitud, que la que sugiere el resultado, tal como lo dijo Gustavo Bueno en el vestuario.

De entrada nomás, Ligüera remató una pelota quieta desde el borde del área y la pelota rebotó en un caño; a los 7’, después de pisar el balón y aguantar la marca de dos rivales, el floridense fabricó una falta sobre el costado derecho del ataque, la ejecutó con un centro puesto como con la mano, y Cavallini metió el primer gol local con soberbio cabezazo; y a los 14’, el “10” lanzó otro corner en forma filosa, penetrante, y casi es gol de Pallas, que tocó desviado, pero cerca del segundo palo.

Por si fuera poco, jugando como punta por derecha, para no tener un recorrido más largo y desgastante, mientras Watermann lo hizo como volante externo por el mismo lado, para darle velocidad a la salida de Fénix por ese costado, los pases de Ligüera en carrera la “polenta” de Cavallini que, aunque no siempre es claro, se lleva todo lo que encuentra por delante o a la rastra.

Del otro lado, en cambio, Wanderers jugó a su modo, en forma atildada, por abajo, pero siendo más propensos al juego individual que al colectivo, sus jugadores trasladaron demasiado y facilitaron la herramienta inteligente que utilizó Fénix al “cortar tanta dulzura” con muchas faltas.

De esa manera, Wanderers casi no llegó, y como a los 61’ Ligüera metió el segundo gol con un remate de pelota quieta que “colgó” en un ángulo, terminó teniendo razón el hincha de Fénix, porque cuando el floridense ya no daba más, salió; y, aunque luego los bohemios descontaron en forma un tanto fortuita, su obra estaba consumada: el partido quedó liquidado; tanto que, cerca del final, Fénix hasta pudo golear de contraataque.

Fuente: Ovación

 

 

Un triunfo Caval

Fénix derrotó 2 a 1 a Wanderers con goles de Lucas Cavallini y Martín Ligüera, al tiempo que para el bohemio descontó Yuri Galli.

654654

Fénix debía ganar, no solo porque oficiaba de local, sino también porque venía de caer derrotado por Atenas en Maldonado, mientras que Wanderers, en la última fecha, había logrado romper la racha de cuatro partidos sin victorias y quería seguir por la misma senda.

Fénix salió a la cancha con: Michel Tabárez, Juan Alvez, Fabricio Silva, Ignacio Pallas, Leonardo Zazpe (69’ Angelo Gabrielli), Diego  Blanco, Andrés Schettino, Raúl Ferro (68’ Agustín Olivera), Martín Ligüera (80’ Aníbal Hernández), Cecilo Waterman y Lucas Cavallini.

Por su parte Wanderers formó con: Federico Cristóforo,  Alex Silva, Gastón Bueno, Emiliano Díaz, Maximiliano Olivera, Nicolás Freitas, Leandro Paiva (63’ Yuri Galli), Adrián Colombino (46’ Nicolás Albarracin), Diego Riolfo (73’ Kevin Ramírez), Gastón Rodríguez y Sebastián Gularte.

El partido comenzó sin sobresaltos, tímido, con un Wanderers tratando de jugar la pelota de primera y con Fénix elaborando su ya conocido juego del contragolpe efectivo; pero Fénix demostró que no solo es un contragolpe y aguantar el resultado, también trabaja la pelota quieta a la perfección, tal es así que a los 8 minutos luego de un muy buen centro Lucas Cavallini logró abrir el score con un gran cabezazo.

El partido dio un giro inesperado y de ahí en más Fénix manejó la pelota y supo esperar a un Bohemio que estuvo impreciso con la pelota, la única inquietud que sufrió la defensa albivioleta fueron las pelotas que luchaba Gastón Rodriguez en velocidad.

Para el segundo tiempo el partido cambió, Wanderers salió con otra disposición y con otra idea futbolisitca y logró inquietar el arco del local con remates de Gastón Rodriguez y con un cabezazo de Sebastián Gularte, pero Fénix fue más efectivo ya que a los 61 minutos Liguera convirtió el gol de la fecha tras ejecutar magníficamente un turo libre.

Arias intento lograr remate de afuera con la entrada de Yuri Galli y a los pocos minutos de su entrada el juvenil logró el descuento en una jugada de pelota quieta, parecía que Wanderers esbozaba una remontada que al final no se dio.

Fénix volvió a ganar y se prende en la parte alta de la tabla.

 

6547987

Un tropezón no es caída!! para volver a la victoria!!

SÁBADO 11 DE OCTUBRE:

Fénix vs. Wanderers – Parque Capurro – 16.30 horas

2332233

ATENAS GOLEÓ 3:0 A FÉNIX Y SUEÑA DE PRIMERA

Aplausos para Atenas en Maldonado, 3:0 a Fénix en gran segundo tiempo. Goles de Leandro Sosa, Facundo Perazza y Rafael Acosta. El equipo de Edgardo Arias suma y multiplica ilusión de primera.

Atenas celebró su sensacional victoria 3:0 a Fénix en gran segundo tiempo. El equipo de Edgardo Arias suma y multiplica en el sueño de primera. Goleó con ambición y contundencia.

Fénix se sorprendió y cayó en la irregularidad de su juego. Momentos de ilusión y otros de incertidumbre.

El gol de Leandro Sosa de cabeza movilizó el partido. El elenco de San Carlos se perfiló de contra y sacudió. Facundo Perazza y Rafael Acosta a pura contundencia en la gran alegría.

ATENAS 3:0 FENIX

42365432

 

 

Atenas aprovechó la localía en Maldonado y aplastó a Fénix 3-0. Los goles del equipo “Carolino” fueron obra de Leandro Sosa, Facundo Peraza y Rafael Acosta.

Estadio: Burgueño Miguel Hora: 16:30

Jueces: Daniel Fedorczuc, Gabriel Popovits y Gustavo Maggiolo

Atenas: Martín Barlocco, Gerson Fraga, Gonzalo Castillo, Martín Torres, Michel Acosta, Guillermo Trinidad, Rafael Acosta, Carlos Keosseian, José Alvarez, Leandro Acosta y Santiago Barboza.

Fénix: Michel Tabárez; Juan Alvez, Maximiliano Perg, Ignacio Pallas, Silvio Dorrego; Aníbal Hernández , Gonzalo Papa, Raúl Ferro, Facundo Boné; Martín Liguera, y Lucas Cavallini.

0909009

PERDIERON LOS DOS: FÉNIX Y DANUBIO EMPATARON 0:0 UN PARTIDO CON GUSTO A POCO

Los dos tuvieron chances como para ganarlo, pero se tuvieron que conformar con el pálido empate. Fénix no aprovechó jugar tramo final del encuentro con uno más por la roja a Formiliano.

4233443

Por: Martín Bachs.

Ni uno, ni otro. Los dos se fueron lamentando el empate sin goles en la lluviosa y accidentada tarde en el Parque Capurro. Fénix perdió la chance de seguir prendido entre los de arriba y Danubio sumó su preocupante tercer partido sin poder ganar.

El encuentro arrancó accidentado, porque al minuto y medio nomás, Falce suspendió el juego en forma momentánea al caer tremendo rayo sobre la Bahía de Montevideo. Los jugadores y jueces regresaron a los vestuarios y luego de 20 minutos, el juez decidió reanudar el juego cuando muchos ya pensaban que se había suspendido definitivamente.

En el primer tiempo, Fénix con la manija de Aníbal Hernández se acercó al arco de enfrente, pero Ichazo se mostró muy seguro las pocas veces que fue exigido. Danubio, por su parte, generó escasas situaciones de peligro, siendo la más clara una subida de Martín Silvera que terminó con su disparo apenas afuera. El campo de juego afectado por las lluvias también privó que los actores pudieran desplegar un mejor juego.

En el complemento, Danubio arrinconó a Fénix por momentos contra su campo. Martín Silvera otra vez tuvo su chance que por poco no terminó en gol. Pozzi también inquietó cuando se juntó con Miguel De Los Santos (entró de enganche en lugar del lesionado Ignacio González). Pero la situación más clara la tuvo Facundo Boné al promediar. El juvenil de Fénix quedó cara a cara con Ichazo y no pudo con el meta danubiano. Cavallini a pocos metros se quedó lamentando que no se la haya pasado sino estaba el gol de la apertura.

El encuentro se fue encaminando irremediablemente al empate, por más que Danubio se quedó con 10 jugadores a 8 minutos del final por la roja a Formiliano. Fénix, con la batuta de Liguera, se fue con todo en busca del gol del triunfo, pero no pudo aprovechar la superioridad numérica. Los franjeados defendieron con uñas y dientes el empate que al final terminó siendo para ambos con gusto a poco. Peor es nada.

 FÉNIX 0:0 DANUBIO

Cancha: Parque Capurro. Jueces: Fernando Falce, Nicolás Tarán y Marcelo De León.

 FÉNIX: Michel Tabárez; Juan Alvez, Maximiliano Perg, Ignacio Pallas, Silvio Dorrego; Aníbal Hernández (83′ Diego Blanco), Gonzalo Papa, Raúl Ferro, Facundo Boné (67′ Franco Acosta); Juan Neira (52′ Martín Ligüera) y Lucas Cavallini. Director técnico: Gustavo Bueno. Suplentes: Erick Acevedo, Angelo Gabrielli, Andrés Schettino, Cecilio Waterman.

 DANUBIO: Salvador Ichazo;  Agustín Peña, Matías De Los Santos, Fabricio Formiliano, Federico Ricca; Camilo Mayada (83′ Guillermo Cotugno), Renzo Pozzi, Gastón Faber; Miguel De Los Santos (66′ Adrián Balboa); Martín Silvera (87′ Matías Zunino) y Matías Castro. Director técnico: Leonardo Ramos. Suplentes: Franco Torgnascioli, Leandro Sosa, Matías Velázquez y Horacio Sequeira.

Tarjetas amarillas: 9′ Maximiliano Perg (F), 26′ Facundo Boné (F), 38′ Renzo Pozzi (D), 39′ Juan Neira (F), 40′ Fabricio Formiliano (D), 68′ Gastón Faber (D), 85′ Martín Ligüera (F).

 Tarjeta roja: 82′ Fabricio Formiliano (D).

 

Poquito y nada

456456

 

Fénix y Danubio empataron sin goles en la lluviosa y tormentosa tarde de domingo en el Parque Capurro, en un partido que ofreció muy poco y en el que justamente se repartieron un punto cada uno.

El comienzo del juego se vio afectado por la tormenta eléctrica y la abundante lluvia que cayó sobre Montevideo a esa hora y con buen tino Fernando Falce paró el juego en tres minutos y mandó a todos a los vestuarios.

Luego de 15 minutos se reanudó el match solo en lo reglamentario ya que ninguno de los dos se metió en partido.  Recién en la segunda mitad Danubio comenzó mejor y entre el minuto cinco y el 15 generó un par de chances en los pies de Martín Silvera, quien no supo definir con claridad. 

La más clara la tuvo Fénix, cuando Facundo Boné se fue de contra y quedaban tres atacantes contra un defensor. Sin embargo, el 13 albivioleta no entendió la jugada y en lugar de servir a la derecha para la entrada de Aníbal Hernández prefirió el remate que contuvo Salvador Ichazo.

Para el final quedó la expulsión de Fabricio Formiliano, quien vio la roja por segunda amarilla tras cometer una falta táctica sobre Cavallini.

Así se fue la tarde en Capurro donde el agua y la tormenta fueron protagonistas y los dos equipos dejaron escapar dos puntos.

 

LLUVIA SIN GOLES

Se disputó en el Parque Capurro el encuentro entre Fénix y Danubio en el marco de la séptima fecha, partido que finalizó en empate sin goles y con una expulsión para el equipo de Leonardo Ramos, que al menos mostro otra actitud en relación a la dura derrota ante Rentistas en su casa el pasado fin de semana.

Estefanía Testas @EstefaTestas

Con un clima inhóspito Fernando Falce dio inicio al enfrentamiento entre albivioletas y franjeados, el cual fue suspendido por un lapsus de casi 20 minutos a causa de una tormenta eléctrica que caía sobre la bahía de Montevideo, cuando apenas comenzaba.

Luego del parate y a lo largo del primer tiempo fue parejo con ataques para los dos lados pero sin hacer daño, intentado mucho por arriba y desde afuera pero con buenas actuaciones de los dos porteros.

El mayor sobresalto de los primeros 45 minutos llego sobre los descuentos cuando Fabricio Formiliano atravesaba la última línea de Fénix y convertía falta sobre Ignacio Pallas, para así irse a los vestuarios.

El trámite de la segunda parte mostro a la visita más agresiva, abriendo más la cancha por los laterales y soltando más a Renzo Pozzi para conectar con Martín Silvera y Matías Castro, quienes eran contrarrestados por Pallas y Maximiliano Perg.

Fue Facundo Bone el protagonista de lo más peligroso y más claro del equipo local cuando atacaba por izquierda y penetraba solo la zaga franjeada, fue Salvador Ichazo quien se quedó con el grito de gol de todo Capurro.

Por la parte de los dirigidos por Ramos tuvo tres en una cuando Pozzi tenía buena visión del arco para pegar de afuera pero una gran actuación de Raul Ferro le tapo ese primer intento pero probo de nuevo en el rebote que salvo muy bien Michel Tabarez quien despejo no del todo bien, quedando el balón en los pies de Miguel De Los Santos pero fue ancha. Todo ello, cuando promediaba el segundo tiempo.

Sobre los 80 minutos de juego fue expulsado Fabricio Formiliano por segunda amarilla y quedo Danubio con 10 jugadores en la cancha, sin embrago tuvo dos chances de abrir el marcador y quedarse con los tres puntos. Fue un centro por derecha para Silvera muy bien tapada por Tabarez y la última, ya sobre el fina, de Agustín Peña que intento de zurda pero paso lejos.

En el equipo de Gustavo Bueno, ingreso Martín Liguera quien se vio cómo en la cancha pero no pudo demostrar mucho, se mostró muy activo en los minutos que le toco estar.

Fénix: Michel Tabárez; Juan Alvez, Maximiliano Perg, Ignacio Pallas, Silvio Dorrego; Raúl Ferro, Gonzalo Papa, Aníbal Hernández, Facundo Bone, Juan Neira y Lucas Cavallini.

D.T.: Gustavo Bueno

Danubio: Salvador Ichazo; Agustín Peña, Mathías De Los Santos, Fabricio Formiliano, Federico Ricca; Camilo Mayada, Miguel De Los Santos, Renzo Pozzi, Gastón Faber, Martín Castro y Matías Castro.

D.T.: Leonardo Ramos

Jueces: Fernando Falce, Nicolás Taran, Marcelo De León. Adrían Sánchez.

Amarillas: Maximiliano Perg, Facundo Bone, Juan Neira en Fénix; Renzo Pozzi, Matías De Los Santos, Fabricio Formiliano (40´ y 80´ expulsión).

Cambios: Martín Liguera por Juan Neira; Franco Acosta por Facundo Bone y Diego Blanco por Aníbal Hernández en Fénix; Adrian Balboa por Miguel De Los Santos, Guillermo Cotugno por Camilo Mayada y Matías Zunino por Martín Silvera.

Designed for Free Scratch Card Games in Collaboration with Cheltenham Gold Cup